Consejos para organizar una fiesta infantil sin gastar mucho dinero

Organizar fiestas a veces puede convertirse en una verdadera pesadilla, porque puede hacerse un trabajo muy pesado y tedioso y termina siendo un motivo de amargura más que de alegría. Y sobre todo, en muchos casos terminamos dejándonos mucho más dinero de que teníamos en mente gastar, lo que a veces nos lleva incluso a plantearnos si tal vez sea mejor idea olvidarnos del hecho de hacer la fiesta.

Pero con las fiestas infantiles puede que sea a veces inevitable. No vamos a privar a nuestros niños de una celebración merecida solo por pereza o por considerarlo complicado. Por eso te dejamos hoy una serie de consejos útiles para que puedas organizar tu fiesta infantil sin necesidad de gastar más de la cuenta:

Invita inteligentemente: ¿Por qué tienes que invitar a absolutamente todo el mundo que conoces?¿Por quedar bien con todos? Pues no, la fiesta es para homenajear a alguien, no a todo el mundo. Invita a quienes realmente deban estar ahí. No es un evento social en el que invitas a gente por compromiso y por quedar bien. La fiesta es para los niños y los niños suelen tener un grupo de amigos con los que será más que feliz. Invita a los verdaderos amigos, los más cercanos y será más que suficiente. De hecho, es probable que si invitas a otros que no sean sus amigos ni siquiera les guste.

Fiesta en grupo: A los niños solo les importa estar juntos y divertirse. Si tiene uno o dos amigos que cumplan años cerca de las mismas fechas, puedes hacer una fiesta en conjunto para todos y así pueden repartirse los gastos, así incluso pueden hacer una fiesta mejor para ellos sin arruinarse.

fiesta en grupo

Fiesta entre comidas: Si el horario de la fiesta es entre la comida y la cena, te ahorras el tener que preparar más comida, más elaborada y más costosa que si lo hicieras justo en la comida o la cena. Así, puedes poner galletas, pastas, empanadas, tal vez pizza, pero solo para que piquen, nada de platos completos. La otra opción es hacerla una fiesta donde todos contribuyan llevando algo.

Fiestas en parques o en casa: Si tienes un jardín o algún amigo cercano tiene una casa suficientemente cómoda, podrás organizarla así y te ahorras el tener que pagar el alquiler de un salón de fiestas. O si no, ¿por qué no al aire libre? Si hay buen tiempo, seguro los niños disfrutarán teniendo una fiesta al aire libre y con mucho espacio para divetirse.

Decora con simpleza: Como decíamos antes, los niños solo quieren divertirse, no se estarán fijando en si los manteles y los centros de mesa son de colores distintos o de un material barato. Globos, algún mantel bonito y cosas divertidas que no tienen que ser caras para ser del agrado de los pequeños.

Luego te daremos más detalles de cómo puedes organizar una fiesta infantil ahorrando dinero, pero si necesitas más ayuda, consulta nuestro planificador haciendo clic aquí.